CaracteristicaBalayTechnouch

En 1947 dimos nuestros primeros pasos fundando Balay en la calle San José de Calasanz de Zaragoza. Esteban Bayona y José María Lairla fueron los dos emprendedores que unieron sus ideas y sus apellidos para ponerse al frente de cuatro empleados. Se comenzó a fabricar materiales eléctricos como elevadores, reductores o voltímetros. Dos años más tarde llegó el primer cambio de sede a la calle Pradilla 38. Allí comenzó fabricación de reactancias para tubos fluorescentes. El trabajo aumentaba y la plantilla también, pasando hasta los 17 empleados.

En 1951 se constituyeron las Industrias Radioeléctricas Balay, S.A. con tres socios: Esteban Bayona, José María Lairla y Alfredo Sarto Pina, que también era el presidente de la sociedad. Ya había 40 trabajadores y comenzó fabricación de los primeros hornillos eléctricos. En 1954 llegaron las primeras lavadoras de tipo convencional con un aspecto similar a las de carga superior de hoy en día. Solo movían la ropa en una dirección, pero fue un gran avance para aquella época. Llegó el traslado a la factoría de Montañana (3.000 m2). Se abandonó la producción de material eléctrico y nos centramos en los electrodomésticos de cocción y lavado. La plantilla ya era de 80 empleados. En 1957 se crea Vitrex S.L y en 1958 FUYMA para complementar la producción de nuestros productos.

En 1958 también se construyeron 24 viviendas sociales para los trabajadores en la puerta de la fábrica. En la década de los 60 se abrió el Comercial Balay en la calle San Juan de la Cruz en Zaragoza. Allí se comercializaban los productos fabricados. En aquel momento ya teníamos 200 empleados. A partir de 1964 aumentó la gama de productos con los calentadores de gas y la fabricación de la primera lavadora automática (1966): el modelo T-500, que pesaba 110 kg y consumía más de 100 litros de agua. En 1969 creó un Departamento de exportación para acudir con más facilidad al mercado europeo y latinoamericano.

En 1970 comienza la fabricación de la primera gama de lavavajillas y la segunda generación de lavadoras automáticas. Nueve años más tarde (1979), Balay creó 454 nuevos puestos de trabajo para el reto de comenzar con la producción de la cuarta generación de lavadoras automáticas, una tarea que se llevaba a cabo en la nueva factoría de La Cartuja. En 1978 comenzó en Montañana un largo camino hasta la inducción. Aprovechando los avances de la investigación científica universitaria, en 1979 se comenzó a investigar el uso de la inducción electromagnética en la cocina. Solo se había hecho en EEUU y Japón, pero con pocos resultados.

4242006272906
No Disponible
358,99
(296,69 Sin IVA)